Gas Natural Licuado

¿Qué es el gas natural licuado (GNL)?

El GNL es gas natural que ha sido enfriado a -160°C, con lo que pasa a estado líquido. Es decir, es el mismo combustible que se utiliza para calefaccionar y enfriar miles de hogares y comercios, para consumo industrial, generar electricidad y como combustible vehicular.

Cuando el gas natural es enfriado a -160°C y pasa a estado líquido, su volumen se reduce en unas 600 veces. De esta forma, se facilita su transporte vía marítima desde los centros de producción hasta los mercados de destino (de manera similar al petróleo crudo), mediante  buques tanques especiales. El GNL tambiñen pouede ser transportado vía terrestre, para lo cual se utilizan camiones cisterna de alta tecnología que han sido especialmente diseñados para mantener la baja temperatura del combustible.

Cadena de valor

Las etapas más importantes de la cadena de valor del GNL, excluyendo las operaciones de tubería entre cada una de ellas, son las siguientes:

Exploración y producción: Para encontrar gas natural en la corteza terrestre y llevarlo a los consumidores. Muchas veces el gas natural se descubre durante la búsqueda de petróleo-

Licuefacción: Es el proceso mediante el cual se convierte el gas natural en estado líquido, para que así pueda ser transportado de manera más fácil y rentable. El gas natural se bombea desde el yacimiento hacia una planta procesadora (de licuefacción), donde se le extraen las impurezas. Posteriormente, al bajarle la temperatura a -160° Celsius, se licúa. Este líquido se almacena a temperaturas bajo cero para ser luego transferido a buques tanques especiales de transporte a los centros de consumo.

Transporte del GNL: Cuando el GNL se transporta por mar, se bombea en su forma líquida a buques especialmente diseñados para mantener la baja temperatura del GNL. Los buques de transporte GN también denominados “metaneros”, son probablemente los barcos mercantes más sofisticados y de más alta tecnología, y además diseñados pensando en la seguridad. Todos cuentan con doble casco, lo que les brinda protección en caso de una colisión, hundimiento o radiación de calor. El sistema de contención de carga se diseña y construye utilizando materiales especiales para el aislamiento y tanque, para asegurar el transporte seguro de esta carga criogénica. La capacidad habitual de estos barcos metaneros varía entre los 80 mil y los 265 mil m³.

Almacenamiento: En los terminales de regasificación, el GNL es almacenado a -161°C y a presión atmosférica en estanques criogénicos especiales para baja temperatura y sellados. Por lo general estos tanques de GNL tienen doble pared: una externa de hormigón armado, recubierto con acero, y una pared interna de acero niquelado, todo ello con un aislamiento extremadamente eficiente. La seguridad y la resistencia son las consideraciones de diseño primarias al construir estos tanques, lo cual les permite resistir grandes sismos.

Regasificación: Una vez que el buque con GNL llega al terminal de regasificación en el país de destino, la carga es bombeada desde la nave hasta los tanques de almacenamiento (los que son similares a los utilizados en la planta de licuefacción). Generalmente, la descarga de un buque requiere unas 12 horas. Luego, el GNL se extrae de esos tanques a través de bombas que lo llevan a presión desde los estanques hacia el área de regasificación, donde se encuentran los vaporizadores, donde el GNL es calentado hasta la temperatura en que recupera su estado gaseoso, quedando listo para ser inyectado a la red de distribución o transportado a través de camiones cisternas (especialmente diseñados para su carga) con destino a plantas satélite de regasificación.

Más información en www.gnlquintero.com