COP25: IGU presentó estudio sobre la calidad del aire en tres ciudades: Morbi, Londres y Bogotá

22 Diciembre 2019
Comentarios Los comentarios están deshabilitados en COP25: IGU presentó estudio sobre la calidad del aire en tres ciudades: Morbi, Londres y Bogotá
22 Diciembre 2019, Comentarios Los comentarios están deshabilitados en COP25: IGU presentó estudio sobre la calidad del aire en tres ciudades: Morbi, Londres y Bogotá

COP25:
IGU presentó estudio sobre la calidad del aire en tres ciudades: Morbi, Londres y Bogotá

La International Gas Union (IGU) dio a conocer en Madrid un nuevo informe que destaca cómo el gas natural en la industria, la generación de energía, la calefacción y el transporte puede reducir significativamente la contaminación del aire. Además incluyó estudios de tres ciudades: Morbi, Londres y Bogotá.

Ante los representantes de los países que asistieron a la COP25 realizada en Madrid, fue presentado el estudio realizado por la IGU sobre la calidad del aire urbano que presentó como la contaminación reduce la esperanza de vida global en 1,8 años, lo que es peor que fumar y los accidentes de tráfico.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala la importancia del problema de la contaminación del aire, el cual está matando a 7 millones cada año y costando billones de dólares en pérdidas de salud, bienestar y productividad, para el 90% de la población mundial que respira aire contaminado.
Las Naciones Unidas también reconocen la lucha por un aire más limpio como una prioridad principal en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con el objetivo de reducir “el número de muertes y enfermedades por productos químicos peligrosos y la contaminación y contaminación del aire, el agua y el suelo” para 2030.

A principios de este año, el relator especial del Consejo de Derechos Humanos de la ONU presentó un caso para reconocer el aire limpio como un derecho humano, porque la contaminación del aire tiene impactos negativos “el derecho a la vida y el derecho a la salud, en particular por parte de los grupos vulnerables”.
Como informó la OMS, “los niveles de contaminación ambiental se mantuvieron en su mayoría estables en los últimos 6 años con la única excepción de algunas partes de Europa y América”.

Es un problema muy real y muy peligroso que fue responsable de aproximadamente el 12,5% de las muertes de 2017 en la India, y las autoridades deben abordarlo con el mayor sentido de urgencia. El informe de calidad del aire urbano de 2019 muestra tres grandes casos de cómo se puede hacer eso, utilizando el gas natural como una herramienta efectiva para limpiar el aire. “Es un desafío, pero no uno que la buena gobernanza, la política prudente y un enfoque bien planificado de múltiples partes interesadas no puedan resolver” comenta Luis Bertrán.

Armado con los últimos datos de respaldo, los ejemplos anteriores y otros estudios de caso de áreas urbanas presentados en los estudios de calidad del aire urbano de 2015, 2016 y 2018 de la IGU, la IGU apoya políticas que reducen las emisiones de GEI y las emisiones de contaminantes atmosféricos perjudiciales para la salud, tales como:

  1. Fomento del cambio de combustible;
  2. Enfoques prudentes para fijar el precio de las externalidades ambientales incluidas las emisiones de carbono;
  3. Políticas que permitan el acceso al gas natural;
  4. Mayor uso de energías renovables no contaminantes;
  5. Mejora de la eficiencia energética general del uso final y aumentos en la eficiencia de la combustión (reduciendo o eliminando el carbono negro y otros productos de combustión incompleta).

El INFORME DESTACA 
Morbi
• MORBI es una ciudad mediana de la región de Gujarat, conocida por su contribución en el sector cerámico global, con un total de 900 unidades de fabricación de cerámica, que contribuyen significativamente a la economía de la región.
• Hasta hace poco, la gasificación del carbón proporcionaba la mayor parte de la energía en el sector, lo que resultó en una severa contaminación del aire y del agua.
• En marzo de 2019, actuando para remediar la situación, el Tribunal Nacional Verde emitió una prohibición sobre el uso de la tecnología de gasificación del carbón en las unidades cerámicas del área de Morbi-Wankaner y ordenó a la Junta de Control de la Contaminación de Gujarat cerrar todos los gasificadores de carbón de esta área, por violar los estándares ambientales.
La infraestructura de distribución de gas natural existente permitió un cambio inmediato al gas natural, que a su vez produjo mejoras ambientales y de calidad del aire dramáticas.
• Las lecturas de la calidad del aire de la región vieron una reducción del 75% en los niveles de PM2.5, una reducción del 72% en PM10 y una reducción del 85% en SO2.
• También resultó en la eliminación de unos 3,150 mil litros de aguas residuales por día, ya que el uso de gas natural no produce ninguno.

Londres:
• LONDRES vio una mejora gradual en la calidad del aire, desde la primera introducción de su Ley de Aire Limpio de 1956.
• La Ley de Aire Limpio introdujo cambios sociales, económicos y tecnológicos para ayudar a reducir las emisiones de humo y SO2, incluida la reubicación de centrales eléctricas, cambios en las fuentes de calefacción doméstica y la creación de zonas “sin humo”.
• Estas medidas redujeron drásticamente el uso de carbón dentro de los hogares, que pasó del 28% en 1952 a cero, a principios de la década de 1970, y fue reemplazado en gran parte por gas natural y electricidad, especialmente desde 1965.
• Como resultado, las concentraciones de SO2 generadas por la calefacción doméstica se redujeron significativamente, de más de 400 µg / m3 a menos de 50 µg / m3.
• Mucho más recientemente, la introducción del programa “Carbon Price Support” hizo que la generación de energía del carbón cayera en un 73% entre 2013 y 2017, con los beneficios asociados en la reducción de contaminantes del aire.
• Una lección importante de esta experiencia en Londres es que una política de fijación de precios del carbono diseñada con prudencia puede cumplir tanto con los objetivos climáticos como con los del aire limpio.

Bogotá
• BOGOTA ha tenido una tendencia general positiva en el manejo de su contaminación del aire, apareciendo en niveles reducidos de PM10 y PM2.5 en los últimos años.
• Un gran contribuyente a la mejora ha sido el sistema de transporte rápido de autobuses (BRT) de la ciudad, Transmilenio, el desarrollo del sistema comenzó a principios de 2000, y ayudó a resolver los problemas crecientes de congestiones de tráfico que causaron caídas de emisiones y contaminación del aire.
• En la actualidad, la ciudad de Bogotá y Transmilenio están tomando medidas adicionales para reducir la contaminación de la ciudad y renovar el 70% de su flota de autobuses, con un 53% de los nuevos vehículos alimentados con gas natural comprimido (GNC).
• Los autobuses de GNC ayudarán a reducir tres veces las emisiones de PM, de 0.030 a 0.010 (g / kW-hr), y las emisiones de NOx cinco veces, de 2.0 a 0.4.
• Debido a que la implementación aún está en progreso, los resultados finales del cambio aún no están disponibles, pero la ciudad planea monitorear, medir e informar los resultados, una vez que se haya completado. La IGU también supervisará este progreso.