Metrogas abre octava planta GNL Móvil y apuesta a llegar desde la III a la VIII Regiones

16 Octubre 2013, Comentarios Los comentarios están deshabilitados en Metrogas abre octava planta GNL Móvil y apuesta a llegar desde la III a la VIII Regiones

Metrogas, filial del grupo CGE, inauguró hoy su octava planta regasificadora de gas natural, parte de su nuevo negocio de GNL móvil, a través del cual abastece a aquellas grandes industrias que contraten el servicio. La nueva línea de negocio ya cuenta con ocho plantas instaladas y funcionando, de las cuales tres operan en plantas de Ariztía, además de las de Empresas Iansa, Don Pollo, Frutexa, la faenadora Santa Rosa y Nutricion Balanceada.

Según explica Sebastián Bernstein, gerente de Desarrollo de Mercado de Grandes Clientes, el proyecto GNL móvil es “lejos el proyecto más innovador que tenemos, porque nos desmarcamos de las redes de distribución” clásicas de Metrogas.

Esta línea de negocio fue posible gracias a la entrada en funcionamiento del terminal de GNL Quintero, junto al cual, y aprovechando la inversión realizada en éste, se acondicionó un patio especialmente para la carga de camiones con este combustible, permitiendo el funcionamiento de esta línea de negocio. “Hoy ya está en proyecto duplicar el patio actual” en donde se cargan los camiones con gas natural, adelanta Bernstein, asegurando que el GNL móvil ha probado ser una forma de distribución exitosa.

Pese a esto, reconoce que por ahora sólo se trata de un negocio de nicho, pero que tiene el potencial de poder llegar incluso a ciudades que necesiten del servicio para sus habitantes, ante una eventual mejora de la tecnología. Para el próximo año se espera la inauguración de tres nuevas plantas industriales de GNL móvil, pero además se encuentran en conversaciones con varias otras empresas que están evaluando su uso.

El ejecutivo de Metrogas explica que pueden entregar este servicio desde las regiones de Atacama hasta la de Los Lagos. Destaca que entre las ventajas de este producto figura la de tener niveles de emisiones contaminantes que, comparados con otros combustibles fósiles, son “sustancialmente más bajos”, lo que incluso tiene efectos en la huella de carbono de las empresas y es más amigable con el entorno de las mismas.

Fuente: EMOL, miércoles 16 de octubre 2013.-