Avances en materia ambiental

21 Mayo 2013, Comentarios Los comentarios están deshabilitados en Avances en materia ambiental

POR AÑOS el debate en torno a la contaminación ambiental vuelve a ser noticia en esta época del año. Lo novedoso en esta ocasión son las nuevas medidas que la autoridad está implementando para restringir el uso de la leña para fines de calefacción, que es la principal fuente emisora de material particulado fino (PM 2.5), el contaminante más dañino para la salud de la población. En efecto, de acuerdo al Primer Informe sobre el Estado del Medio Ambiente 2011, “la combustión a leña y derivados de la madera representa hoy una de las principales fuentes de contaminación atmosférica en todas las ciudades del centro-sur del país”.
En este contexto, la nueva norma para calefactores a leña (D.S. Nº 39/2011, del Ministerio de Medio Ambiente), que comenzará a regir el 1 de octubre del presente año, permite únicamente la comercialización de artefactos que cumplan con los niveles de emisiones allí establecidos y que se encuentren certificados por organismos autorizados por la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC). Esta normativa es de alcance nacional.
Adicionalmente, el nuevo Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica (PPDA) para la Región Metropolitana va un paso más adelante y establece que a partir de noviembre de 2014 no podrán ser utilizados en zonas urbanas de la capital aquellos calefactores que no cumplan con el nivel de emisiones más exigente establecido en el D.S. 39/2011.
Es importante enfatizar que lo anterior implica que, a partir del invierno de 2015, sólo podrán utilizarse en Santiago calefactores a leña de última generación, quedando prohibido el uso de la mayoría de los artefactos de este tipo que actualmente se comercializan en el mercado local.
Como complemento de estas normativas, la autoridad también está explorando medidas más audaces, como el reemplazo de la leña en zonas saturadas de PM 2.5 por otros combustibles ambientalmente más amigables para fines de calefacción -tal como ocurre en el proyecto de PDA para la VI Región-, lo que contribuiría a mejorar las condiciones ambientales tanto dentro como fuera de los hogares de las comunas más afectadas.
Estas iniciativas apuntan a elevar los estándares ambientales, lo que es destacable, más aún considerando que en la zona centro-sur del país los artefactos de combustión a leña son los más utilizados (es parte de la tradición en la cultura urbana y rural). Según información de la Unidad de Leña de la SEC, alrededor del 70% de los calefactores residenciales utilizan leña; además, el parque es antiguo, de baja eficiencia, altas emisiones y bajos niveles de seguridad. En tanto, su consumo energético es hasta tres veces mayor, aprovechando menos del 40% del poder energético de la leña, emitiendo hasta 16 veces más que un artefacto de tecnología avanzada.
Lo anterior representa un enorme desafío de fiscalización, ya que según cifras oficiales, con la entrada en vigencia de las nuevas normativas será necesario reemplazar más de 100.000 estufas a leña en la Región Metropolitana a partir de noviembre de 2014, tarea nada de fácil cuando no se cuenta con un catastro de las mismas. Es de esperar que las instituciones a cargo de fiscalizar el cumplimiento de estas iniciativas estén a la altura de la responsabilidad que les ha confiado la ley.

Fuente: La Tercera, martes 21 mayo 2013