Proyectos de GNL de eléctricas y mineras superan US$ 5.000 millones

1 Octubre 2012, Comentarios 0

Construcción de nuevos terminales flotantes y ampliación de los actuales demandarían unos US$ 3.100 millones.
El gas natural está volviendo con todo a la matriz energética. Ante el rechazo de las comunidades y la judicialización que enfrentan diversos proyectos en base a carbón, como Castilla -de MPX y la alemana E.ON- y Punta Alcalde -Endesa-, las eléctricas y mineras estudian generar con gas como una opción por sus menores impactos ambientales. Este tema fue uno de los puntos claves que se analizó en la cumbre entre gobierno y empresarios el sábado pasado.

A la fecha, hay proyectos en estudio y desarrollo por más de US$ 5.000 millones, asociados a nuevos terminales de regasificación, ampliaciones de los existentes, transformación de complejos termoeléctricos y construcción de nuevas centrales.

Actualmente, hay cuatro proyectos en estudio para la construcción de terminales de regasificación en la modalidad de barcos flotantes, que demandarían inversiones por unos US$3.100 millones. Gas Atacama, de Endesa y Southern Cross, trabaja en la instalación de un terminal en Mejillones, que tendrá una capacidad de regasificación de unos cinco millones de metros cúbicos (con posibilidad de llegar hasta 10 millones), y que entraría en operación en 2015. La inversión estimada es de unos US$ 350 millones.

Asimismo, un consorcio entre Gener y Colbún estudia instalar un terminal de similares características en Quintero. El estudio ambiental sería ingresado en 2013 y negocian la construcción con la sueca Hoegh GNL. En mayo, el gerente general de CAP, Jaime Charles, señaló que estudia instalar un terminal de GNL en el norte que debería operar en 2018. La decisión de inversión se tomaría en 2013.

En la VIII Región se instalaría un terminal flotante del proyecto Octopus, con una inversión de unos US$ 2.000 millones para generar 1.100 MW. Esta iniciativa la lidera un consorcio chileno-norteamericano integrado por Andes Mining y Gasoducto Innergy, y por la norteamericana y Cheniere Energy, con base en Houston y que opera terminales de GNL en ese país. La firma ha mostrado su interés por expandir sus operaciones debido a las amplias reservas de shale gas en Estados Unidos.

Aumento de capacidad
Los terminales de GNL en operación también se encuentran ampliando su capacidad. Quintero invertirá US$ 30 millones en un nuevo estanque, que estaría operativo en 2014. En el caso del terminal de Mejillones -controlado por Suez y Codelco-, se está construyendo un estanque en tierra, que demandará una inversión de US$ 200 millones y estará operativo en 2014.
En el sector eléctrico, Endesa y Colbún realizan estudios para convertir las centrales Taltal, Quintero y el complejo Candelaria (dos unidades de 133 MW y 137 MW) de ciclo abierto a cerrado usando GNL. Fuentes señalan que, en el caso de Endesa, las inversiones serán de unos US$ 250 millones por cada central.

Finalmente, dos de las principales mineras desarrollarán centrales en base a GNL. Codelco evalúa construir una central en el norte, que tendría una capacidad de 250 MW (con posibilidad de llegar hasta 500 MW). La inversión aún no ha sido definida, pero sería de al menos US$ 300 millones. En tanto BHP, controlador de Escondida, reformulará el proyecto a carbón Kelar (US$ 800 millones, 500 MW de capacidad).

Fuente: La Tercera, 1º octubre 2012

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.